La Semana Santa de la Manchuela Conquense

La Semana Santa en la comarca de La Manchuela Conquense se vive de forma tan intensa como se puede vivir en la capital conquense

La Semana Santa de Cuenca es una de las más representativas de toda España, pero las que se celebran en la Comarca de La Manchuela Conquense no son para menospreciarlas, y es que las procesiones que se celebran en cada uno de los municipios también se viven con gran intensidad y pasión.

Semana Santa en Motilla del Palancar

Lo más especial de la Semana Santa de Motilla del Palancar es sin duda alguna la gran participación de las gentes del municipio que se implican mucho en los actos que se celebran durante esta festividad. Y es que aunque es la Junta de Cofradías la encargada de organizar todas las procesiones y los actos, la gran mayoría de los motillanos son miembros de alguna de ellas, ya que desde muy pequeños ya se hacen cófrades. (Son ya alrededor de 1.500 cófrades divididos en 10 Cofradías).

Entre las procesiones se debe destacar la de Jueves Santo, ya que es la que más participación y público alberga, pero todas se viven con un gran sentimiento e intensidad.

Son muchos los actos que se preparan para la celebración de la Semana Santa motillana, que desde el miércoles de ceniza no dejan de celebrar momentos importantes en la cultura cristiana, pero el presidente de la Junta de Cofradías, Javier Martínez, asegura que los actos más importantes para él son “el Viernes de Dolores que empieza con el Pregón de Semana Santa, y el Jueves Santo celebrándose este día la procesión más bonita y larga”.

Por otra parte, Motilla del Palancar también celebra la representación de la Pasión Viviente, en la que viste sus calles en una auténtica Jerusalén del siglo I d.C para representar la Pasión y Muerte de Jesucristo. Esta obra la organizan desde la Asociación ‘Amigos del Teatro’, y en ella trabajan más de 200 personas.

La Pasión Viviente de Motilla del Palancar viste sus calles de forma que parece que esté en la auténtica Jerusalén del siglo I d.C para representar la Pasión y Muerte de Jesucristo

El Herrumblar

El Chozo es una de las pocas tradiciones que se mantienen en El Herrumblar. Antiguamente era la despedida que les realizaban a los Quintos que se marchaban al servicio militar.

Hoy día se ha convertido en la Procesión más multitudinaria de la localidad, acudiendo a ella todos aquellos que en su día tuvieron que emigrar, además de personas de localidades cercanas.

Se celebra el Domingo de Resurrección y en ella se revive el encuentro entre la Virgen y el Niño. En la calle El Calvario de la localidad de la Manchuela Conquense se coloca un Chozo decorado con flores de papel, las mismas que realizan las mujeres del pueblo y que luego colocan para decorar los arcos que los Quintos realizan la noche de antes por toda la calle creando así un paseo hasta el Chozo.

Son los Quintos los encargados de llevar a hombros a la Virgen que pasa por los arcos hasta llegar al niño que las Quintas sacan del Chozo hasta el centro de la calle, y que una vez se encuentran realizan la Procesión hasta la Iglesia.

Se ha convertido en la Procesión más multitudinaria de la localidad a la que acuden también de pueblos vecinos

Buenache, Hontecillas y Olmedilla

El párroco local, Antonio Chicote, se ocupa eclesiásticamente hablando de Buenache de Alarcón, Hontecillas y Olmedilla de Alarcón, tres municipios en los que asegura que la Semana Santa es la fecha en la que la familia se vuelve a encontrar en el pueblo tras las navidades. Así, desde el Domingo de Ramos ya se empieza a notar un mayor ambiente en el pueblo, que añadido a las costumbres culturales-religiosas, dan vida a Buenache de Alarcón durante unos días.

El acto más conmemorativo de la Semana Santa de Buenache es el Domingo de Ramos con la procesión que  se hace desde la Ermita de San Isidro hasta la iglesia y a la que acuden muchos vecinos.

Buenache es el único de los tres pueblos en los que existe Cofradía, por lo que en Hontecillas y Olmedilla de Alarcón es el párroco el encargado de preparar los actos, aunque, a diferencia que en otros municipios, en estos dos tan sólo organizan las procesiones para que los vecinos puedan ver salir a su Santo.

La Semana Santa es la fecha en la que la familia se vuelve a encontrar en el pueblo tras las navidades

Fotografías cedidas.

Deja un comentario