Primavera en la Manchuela

Los almendros en flor. Son una de las imágenes de la comarca que proporcionan y generan una nueva sensación porque sabemos que al buen tiempo ya no le queda mucho por llegar.

La flor de los almendros empieza a salir entre enero y febrero, pero a finales de febrero todas sus ramas se encuentran teñidas de un color blanco rosado que nos avisa de que la primavera está a la vuelta de la esquina.

En la Manchuela Conquense se pueden ver extensos campos de almendros, pero cuando más fotogénicos se encuentran es en primavera. Los rojizos campos del invierno empiezan a convertirse en verdes, y las calles se llenarán pronto de gente que, tras ocultarse en las casas durante el invierno, empiezan a salir más a menudo a pasear por las calles cubiertas de árboles en flor y coloridas macetas.

Y aunque el invierno de 2015-2016 no haya sido tan duro como otros típicos inviernos de la Manchuela, siempre ilusiona la llegada de la primavera.

Las horas de luz ya empiezan a apreciarse y  proporcionan mayor actividad en las personas, y por eso es una época maravillosa para visitar o salir por la Manchuela.

Escapadas, rutas de senderismo, salidas en bici, footing… Son actividades que, aunque se hacen igualmente en invierno, en primavera se disfrutan mucho mejor.

Deja un comentario