Romería de la Virgen de la Estrella

Este camino lo realizan todos los buenacheros el día de la Romería de la Virgen de la Estrella para celebrar uno de los días más grandes de Buenache de Alarcón

En la comarca de la Manchuela Conquense, al igual que en otros lugares, existen senderos ‘oficiales’ y otros ‘no oficiales’, pero todos dignos de recorrer. En este caso, el sendero que lleva al Paraje de la Ermita Vieja de Buenache de Alarcón es uno de esos ‘no oficiales’, pero que fácilmente podría entrar a ser uno más en el libro de Senderos de Cuenca.

Se trata de un camino que año tras año trazan los vecinos y familiares de Buenache de Alarcón, un trayecto que andando, en bici o en coche, siempre emociona hacerlo por la importancia que tiene para los buenacheros. Y decimos en coche porque muchos lo realizan así el día de la Romería de la Virgen ya que siempre acuden cargados con mesas y mucha comida para estar allí todo el día, pero es aún así muy recomendable realizarla a pie cualquier día del año, ya que en cada mes se puede encontrar el mismo paisaje pero con colores totalmente diferentes, haciendo que parezca distinto cada vez que se realiza.

Mires donde mires

Tierra, cebada, olivos, girasoles… son los paisajes que se ven durante el verano al realizar este camino. Se mire donde se mire se encuentran llanuras, alguna que otra liebre corriendo cuando oyen pasar a alguien, y sobre todo, un compañero, que tan solo se esconde dos o tres veces durante todo el trayecto, es el Pantano de Alarcón. Es uno de los puntos turísticos claves de la comarca y sobre todo de Buenache de Alarcón, que aunque se ve al fondo durante todo el camino, es el punto que marca el final de este sendero.

Simple naturaleza es lo que acompaña al senderista que lo realiza, pero siempre con la esencia de la historia buenachera que acoge a este camino.

Es un sendero fácil, sin muchas cuestas y con un trazado ancho a causa de las incontables veces que coches, tractores, etc. han pasado por él, casi siempre para acceder a huertas y tierras de los vecinos de Buenache, pero muchas veces también para visitar el paraje final del trayecto.

Seguro que antiguamente iba más allá, pero hoy día el pantano cubre gran parte del paraje que existía entre Buenache y Honrubia, obligando al viajante a dar toda la vuelta en coche hasta ese destino.

El camino atraviesa campos y rincones de piedras donde tranquilamente uno se puede sentar y disfrutar del paisaje, sobre todo a mitad de camino, donde se encuentra un viejo corral que seguro antes servía como hogar para el ganado, pero que ahora sirve para que, una vez más, se respire esa historia que Buenache de Alarcón alberga junto a este sendero.

Un trayecto ideal para realizar en familia, ya que los inmensos campos permitirán que los niños y animales corran sin ser perdidos de vista por los adultos.

Paisajes rocosos y campo

Las tierras rocosas labradas por los tractores ya han dejado muchas rocas y piedras al descubierto haciendo de ellas un elemento más en el paisaje que se recorre durante la senda. Junto a una pequeña caseta abandonada, junto a un campo de cebada y amapolas,  haciendo un stop en el camino y saliendo del camino para sentarse en una de ellas y divisar el paisaje mientras se bebe un poco de agua.

Un poco más adelante, dejando aquel viejo corral de antes, el caminante pasa por un rincón de pinos que aportan una sombra estupenda entrado el verano, donde podrá volver a coger fuerzas para seguir un poco más, y el camino de tierra se adentra en una zona ya no tan rodada justo antes de llegar a la explanada en la cual se celebra esa Romería que tanto esperan todos los buenacheros, la que celebran en Honor a la Virgen de la Estrella.

Deja un comentario