Las acciones del banco japonés Aozora se desploman por los préstamos incobrables

El logotipo del banco japonés Aozora se muestra en la entrada de la sede de la empresa en Tokio el 2 de febrero de 2024. (Foto de Kazuhiro NOGI / AFP)

TOKIO, 2 de febrero de 2024 (AFP) – Las acciones del banco japonés Aozora se desplomaron por segundo día consecutivo el viernes, borrando cientos de millones de dólares de su valor de mercado, después de que el prestamista pronosticara una pérdida neta para todo el año debido a préstamos inmobiliarios incobrables en Estados Unidos.

Los precios en el mercado inmobiliario comercial de EE. UU. han caído drásticamente debido al aumento de los costos de endeudamiento y la menor demanda a medida que más personas trabajan desde casa después de la pandemia, lo que generó preocupaciones sobre la exposición de muchos bancos.

Al cierre en Tokio, Aozora bajó un 15,91 por ciento a 2.150,0 yenes, tras haber caído un 27,4 por ciento el día anterior, recortando 870 millones de dólares de su capitalización de mercado, según Bloomberg.

La empresa informó el jueves una pérdida neta de 14.700 millones de yenes (100 millones de dólares) durante los nueve meses hasta diciembre, y revisó su pronóstico para todo el año a una pérdida neta de 28.000 millones de yenes, frente a su pronóstico anterior de una ganancia neta de 24.000 millones de yenes.

«Debido a las tasas de interés más altas en Estados Unidos y al cambio hacia el trabajo remoto acelerado por Covid-19, el mercado de oficinas de Estados Unidos continúa enfrentándose a condiciones adversas combinadas con una liquidez extremadamente baja», dijo el banco.

Ha «reevaluado todos los préstamos de oficinas sin recurso de EE. UU. y ha revisado las valoraciones de las propiedades desde una perspectiva prospectiva», dijo, añadiendo que ha reservado provisiones adicionales para los préstamos que van mal.

«Pensamos que las propiedades de oficinas eran las más estables», dijo el presidente del banco, Kei Tanikawa, quien dejará su cargo el 1 de abril. «Resultó que tuvieron el mayor impacto».

Conocido entonces como Nippon Credit Bank, Aozora fue una de las víctimas más destacadas cuando la burbuja económica japonesa impulsada por la propiedad implosionó a principios de los años 1990 y tuvo que pasar a ser propiedad del gobierno.

Otros bancos también se han visto atrapados en la actual crisis del sector inmobiliario comercial, y New York Community Bancorp reservó 522 millones de dólares para pérdidas crediticias, más de 10 veces lo que los analistas habían estimado, dijo Bloomberg.

Los bancos y gestores de fondos de Corea del Sur también están expuestos a una ola de préstamos incobrables vinculados a bienes raíces comerciales en Estados Unidos y Europa, añadió.

El Deutsche Bank de Alemania informó el jueves que cuadruplicó las provisiones para pérdidas en el sector durante el cuarto trimestre respecto al año anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *