Los casos de sífilis se disparan al nivel más alto en más de siete décadas en Estados Unidos

Los casos de sífilis se han disparado a su nivel más alto en más de siete décadas, según nuevos datos inquietantes del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

En 2022 se notificaron la asombrosa cifra de 207.000 casos de sífilis en EE. UU., un aumento del 80% desde 2018, según el informe. Correo de Nueva York informes.

“La crisis de sífilis en nuestro país es inaceptable”, declaró el martes el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, en un comunicado de prensa, haciendo sonar la alarma sobre la “crítica” crisis de salud pública.

Según los datos de los CDC, en 1951 se notificaron más de 170.000 casos de sífilis. El número disminuyó drásticamente después de la disponibilidad generalizada de antibióticos.

En 1998, el número de casos anuales había caído por debajo de los 40.000, antes de volver a aumentar en las últimas dos décadas.

«En los Estados Unidos, la sífilis estuvo cerca de ser eliminada en la década de 1990, por lo que sabemos que es posible revertir esta epidemia», afirmó el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional para la Prevención del VIH, la Hepatitis Viral, las ETS y la Tuberculosis de los CDC.

La Dra. Nima Majlesi, directora de Toxicología Médica del Hospital Universitario de Staten Island, dijo que hay dos razones principales para el aumento de casos.

«La gente usa condones cada vez con menos frecuencia», declaró, afirmando que los mensajes de salud pública han «restado énfasis» a la importancia del sexo seguro en los últimos años.

En segundo lugar, el Dr. Majlesi dice que la sífilis se ha vuelto tan poco común en las últimas décadas que ahora a menudo pasa desapercibida, incluso por los médicos, en sus primeras etapas.

“Lo estamos diagnosticando un poco más tarde, así que cuando lo hagamos, [the patient] Quizás ya lo haya difundido”, explicó.

La enfermedad, también llamada «El gran pretendiente», ya que sus síntomas pueden parecerse a los de muchas otras enfermedades, se transmite por contacto directo con una llaga de sífilis durante el sexo vaginal, anal u oral.

Las llagas son indoloras, lo que significa que a menudo no se tratan.

De cuatro a diez semanas después de la infección, a menudo se desarrolla una erupción en todo el cuerpo del paciente.

Sin tratamiento médico, la sífilis puede propagarse posteriormente al cerebro, el sistema nervioso o los ojos, causando potencialmente ceguera, sordera y parálisis.

Mientras tanto, los datos muestran que también hay tasas crecientes de sífilis congénita en todo el país.

La sífilis congénita ocurre cuando una madre infectada transmite la infección al recién nacido. Cuando se transmite durante el embarazo, puede provocar abortos espontáneos, problemas médicos de por vida y muerte infantil.

También se documentaron más de 3.700 casos de sífilis congénita entre recién nacidos en 2022, más de 10 veces el número diagnosticado en 2012.

A fines del año pasado, los Servicios Humanos y de Salud de EE. UU. crearon el Grupo de Trabajo Federal sobre Sífilis Nacional y Sífilis Congénita (NSCSS) en un intento por ayudar a frenar la propagación de la enfermedad.

Según el comunicado de prensa de los CDC, las tasas de sífilis fueron más altas entre los indios americanos o los nativos de Alaska, pero los hombres homosexuales y los estadounidenses negros también se ven afectados de manera desproporcionada.

A pesar de representar el 13% de la población estadounidense, los estadounidenses negros representaron casi el 32% de todos los casos de sífilis.

“La Administración Biden-Harris está comprometida a abordar este problema urgente y a utilizar todos los medios disponibles para eliminar las disparidades en nuestro sistema de atención médica”, declaró el secretario del HHS, Becerra, en la declaración del martes.

Las crecientes tasas de sífilis se producen en medio de una epidemia de ETS “fuera de control”.

El año pasado, los CDC informaron que los casos de gonorrea aumentaron un 28% en todo el país en 2021.

Este artículo apareció originalmente en el Correo de Nueva York y fue reproducido con permiso

Publicado originalmente como Los casos de sífilis se disparan al nivel más alto en más de siete décadas en Estados Unidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *