Un equipo mejora silenciosamente la salud de las personas en Eastern Cape – The Mail & Guardian

Cambio inspirador: Remco Peters, investigador clínico principal de la Fundación para el Desarrollo Profesional, disfruta del trabajo de mejorar las vidas de las personas en el Cabo Oriental mediante el fortalecimiento del servicio de salud.

W.Bien fuera del radar de cualquier medio de comunicación, el investigador clínico principal de la Fundación para el Desarrollo Profesional (FPD) en el Cabo Oriental y profesor extraordinario de la Universidad de Pretoria, Remco Peters, está marcando una diferencia lenta pero profunda en los sistemas de salud locales.

Al tiempo que adapta las políticas nacionales a las condiciones locales para hacerlas más efectivas y crear propiedad y relevancia local, la unidad de investigación de FPD tiene un único mantra: mejorar los resultados de los pacientes y fortalecer y apoyar la prestación de atención médica de calidad.

Esto se logra a través de una sólida asociación con el departamento de salud local, organizaciones no gubernamentales y comunitarias y otras partes interesadas.

Los proyectos cuentan con un consejo asesor comunitario donde están representadas las estructuras relevantes para garantizar que los proyectos sean localmente relevantes y culturalmente apropiados.

El equipo de investigación clínica de FPD de Peters tiene una oficina administrativa en el este de Londres, un sitio de ensayos clínicos en Ndevana cerca de Qonce (anteriormente llamado King William’s Town) e infraestructura de investigación de infecciones de transmisión sexual en cinco instalaciones en la región de Buffalo City. Está formado por unas 60 personas, entre enfermeras, trabajadores de campo y del lugar de ensayo, médicos y técnicos de laboratorio.

“La mayor parte de nuestro trabajo se centra en la salud sexual; un buen ejemplo es un proyecto de pruebas de diagnóstico rápido para las ITS. [sexually transmitted infections] en el embarazo. Les estamos ayudando a implementarlo de manera efectiva mediante exámenes de detección de ITS en mujeres y brindándoles tratamiento el mismo día. Por ejemplo, si una mujer embarazada tiene sífilis (un factor importante que contribuye a la muerte fetal), la ayudamos a acceder a los medicamentos pertinentes buscándolos donde no haya desabastecimientos y utilizando nuestra influencia para llevarlos a su clínica”, dice Peters.

El énfasis está en un enfoque holístico de mejora, como se demostró en su sitio de Ndevana, donde se llevan a cabo ensayos de prevención del VIH. El equipo brinda apoyo en la elaboración e impresión de CV para los participantes y ayuda con el registro para recibir educación superior, para que puedan encontrar trabajo más fácilmente.

“Son las pequeñas cosas las que funcionan realmente bien”, observa Peters.

Otro hilo del arco del FPD es su programa holístico de salud mental, cuyos datos el departamento de salud a nivel nacional aprovechó para formular e implementar un objetivo de salud mental específico en el Plan Estratégico Nacional para el VIH, la tuberculosis y las ITS, 2023-28.

Este investigador holandés de voz suave, que ha vivido y trabajado en Sudáfrica durante más de 15 años, es miembro de varios grupos de trabajo técnicos nacionales e internacionales, incluso en la Organización Mundial de la Salud.

En los cuatro años que ha estado allí, estableció el sitio de ensayos clínicos de Ndevana para garantizar que la población del Cabo Oriental esté incluida en investigaciones innovadoras y tenga acceso temprano a posibles nuevos productos, implementó proyectos de pruebas de diagnóstico rápido para ITS y detección de antimicrobianos. -gonorrea resistente y ejecutar otros proyectos destinados a optimizar la adherencia al tratamiento antirretroviral en poblaciones clave.

Peters no tiene tiempo para empresas extranjeras que ignoran sus responsabilidades éticas cuando realizan investigaciones en comunidades rurales empobrecidas.

“A menudo hay buenos conceptos, ideas y datos generados a nivel local que pueden utilizarse para mejorar el servicio. Pero existe un riesgo real de que alguien más adopte la idea, obtenga una gran subvención y gane dinero con ella. Ves investigaciones que llegan, por ejemplo desde Estados Unidos, con bolsas de dinero, haciendo el trabajo y obteniendo los resultados. Es una forma de explotación o colonialismo. Hay poco reconocimiento, retroalimentación o traducción de cualquier cosa relevante para la población local. Esto realmente impone a los investigadores y donantes una gran responsabilidad para garantizar que el desarrollo de capacidades y los beneficios locales sean adecuadamente reconocidos e incluidos en las subvenciones”, afirma.

«Además, debemos tener cuidado de que los incentivos para la participación en estudios no se vuelvan demasiado coercitivos en nuestra población».

Los acontecimientos médico-políticos globales tienen un efecto subestimado en la prestación de servicios de salud local, sostiene, citando la influencia política en los EE.UU. que quieren impedir que el Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA (Pepfar) se asocie con cualquier organización extranjera que ejerza presión a favor del derecho al aborto o proporcione abortos, referencias o información al respecto.

La amenaza de exclusión, previamente apoyada por el ex presidente estadounidense Donald Trump, ha resurgido con amenazas de doblegar a Pepfar en el Congreso al votar en contra de su financiación a menos que se desvincule de dichos grupos. Hacerlo tendría un efecto enorme en la prestación de servicios globales; La interrupción del embarazo es sólo un aspecto de lo que hacen muchos de estos grupos de socios.

Desde su creación, Pepfar ha permitido el nacimiento de más de 2,2 millones de bebés VIH negativos de madres VIH positivas, ha facilitado la prevención mediante 15,2 millones de circuncisiones masculinas voluntarias y ha reducido las tasas de infección por VIH en niñas adolescentes y mujeres jóvenes en las comunidades con mayor carga de VIH. en 10 países africanos entre un 25% y un 40%, prestó atención a 6,4 millones de huérfanos y otros niños, capacitó a 250 000 trabajadores de la salud y contribuyó al fortalecimiento de los sistemas de salud en los países receptores.

Solo en 2017, proporcionó servicios de pruebas del VIH a 85,5 millones de personas. Es, con diferencia, la iniciativa de mayor trascendencia jamás lanzada contra el VIH/SIDA: Estados Unidos ha gastado más de 70.000 millones de dólares hasta el momento.

De manera pequeña pero significativa, el proyecto de investigación FPD en el Cabo Oriental está superando con creces su peso al utilizar el conocimiento adquirido a lo largo de los años sobre lo que funciona y lo que no.

Sus proyectos de ITS aprovechan su propia infraestructura para llevar a cabo capacitación sobre salud sexual en clínicas, aprovechando el conocimiento adquirido a través de su investigación, mientras que los conocimientos de los estudios de profilaxis previa a la exposición al VIH ayudan a fortalecer la concientización y la prestación de servicios.

«Realmente disfruto el trabajo», dice Peters.

Encontró que la barrera más grande en los primeros meses de trabajo fue la desgana de los miembros del personal cuando se enfrentaban a “la enormidad de la carga de ITS que existe”.

«Pero poco a poco se han dado cuenta de lo mucho que la gente necesita ayuda en un campo en el que no siempre es cómodo trabajar. Ya sabes, si es de cintura para abajo, no existe», dijo al describir todo el proceso. -Actitudes demasiado comunes entre los trabajadores sanitarios y los pacientes.

“Al principio les cuesta trabajar con cosas como las úlceras genitales. Pero a cambio reciben mucho reconocimiento y encuentran muchas patologías graves. Poco a poco se han dado cuenta de que están marcando una gran diferencia. Es genial ver al personal disfrutar trabajando con la salud sexual”, dijo Peters.

“Quiero decir, pueden lidiar con cualquier cosa, desde enfermedades infecciosas hasta cáncer, desde violencia sexual hasta parejas felices que están embarazadas. Nunca sabes lo que vas a conseguir”.

Peters dice que el FPD intenta posicionar sus recursos de investigación e implementación de programas en la interfaz del desarrollo comunitario, la prestación de servicios y el fortalecimiento de los sistemas.

Como su equipo sabe muy bien por haber marcado una gran diferencia en la vida de un solo paciente, se espera que simplemente contar la historia de la Fundación para el Desarrollo Profesional los ponga más firmemente en el radar, en beneficio de todos en el sector sanitario en apuros de Eastern Cape.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *