Una mejor escritura se percibe como un mejor pensamiento

Antes de que su escrito pueda persuadir a quienes realmente lo leen de los méritos de su pensamiento, el escrito debe persuadir al lector, desde el principio, de que vale la pena leerlo en primer lugar. Trabajo como editor, por lo que estoy predispuesto a creer que editar importa. Pero Jan Feld, Corinna Lines y Libby Ross aportan algunas pruebas sobre este punto en “La escritura importa” (Revista de organización y comportamiento económico, Enero de 2024, págs. 2378-397). Su estudio es de interés tanto por la metodología y los hallazgos, como también por cómo definen la «buena escritura». Diré un poco sobre ambos.

El estudio comenzó cuando los autores se pusieron en contacto con estudiantes de doctorado en economía y les preguntaron si podían enviar un artículo a cambio de ayuda gratuita para la edición. Los autores obtuvieron 30 artículos. Luego, los 30 artículos fueron editados por editores profesionales, aunque profesionales que normalmente no trabajaban en redacción académica. Así, los 30 artículos contaban todos con una versión original y otra editada. La edición tomó alrededor de seis horas por artículo.

Luego, los autores reclutaron a un grupo de 30 profesores de economía y un grupo diferente de 18 expertos en redacción y edición que trabajaron en trabajos como redactores publicitarios, redactores técnicos y gerentes de comunicaciones. A cada uno de estos evaluadores se le envió un grupo de 10 artículos. Los economistas evaluaron las perspectivas de publicación; el experto en redacción evaluó la calidad de la redacción. Sin embargo, aunque el evaluador no lo sabía, cada uno recibía una mezcla diferente de artículos originales y ya editados.

Además, se pidió a ambos grupos que hicieran una evaluación rápida, dedicando menos de 8 minutos a cada trabajo. Esto puede parecer duro. Pero consideremos la situación de un académico que está evaluando un gran lote de artículos que podrían incluirse en una conferencia, o un editor de una revista que mira un gran lote de artículos y considera cuáles rechazar y cuáles enviar a los árbitros. Las evaluaciones rápidas de trabajos son una realidad de la vida académica. Una vez más, antes de poder impresionar al lector con los detalles del pensamiento, es necesario superar el obstáculo de esa primera lectura de cinco minutos.

Luego, Feld, Lines y Ross pueden comparar las evaluaciones de los artículos originales y editados. Para los expertos en redacción, los artículos editados obtuvieron una puntuación de 1,22 puntos más en una escala de 11 puntos por estar «mejor escritos en general» (0,6 de desviación estándar). Para los lectores de economía, “los economistas juzgan la calidad general del papel [of the edited papers] 0,20 DE mejor (0,4 puntos en la escala de 11 puntos). También tienen 8,4 puntos porcentuales más de probabilidades de aceptar artículos editados para una conferencia, y 4,1 puntos porcentuales más de probabilidades de creer que los artículos editados se publicarán en una revista de economía clasificada como A* o A en la ABDC. [Australian Business Deans Council] ranking de revistas”.

En resumen, seis horas de trabajo en la redacción –realizadas por un editor externo no técnico que probablemente no entendía completamente la economía técnica– llevaron a los lectores economistas a creer que el artículo era de mayor calidad. Para decirlo de otra manera, si no puedes o no haces una buena edición de alto nivel de tus propios trabajos de investigación, tus posibilidades de impresionar a los lectores son menores de lo que serían de otra manera.

¿Qué implica tomarse un día para hacer una buena edición de alto nivel? En el Apéndice C, los autores explican en pocas páginas lo que pidieron a los editores que hicieran. Además, los editores parecían haber utilizado el programa de software StyleWriter para ayudar en el proceso. No reproduciré las instrucciones completas para los editores externos, pero aquí hay una versión corta:

Apéndice C. Pautas de edición de idiomas para experimentos

Un resumen del enfoque general que adoptarán los editores de idiomas.

El objetivo es editar el artículo para que un experto que tenga 10 minutos para evaluarlo lo entienda más fácilmente. Nos centraremos en mejorar el título, el resumen y la introducción utilizando estas pautas. Para el resto del artículo, nos centraremos en hacer que sea más fácil de leer por encima. …

Edición exhaustiva del título, resumen e introducción únicamente…

Comenzaremos asegurándonos de que la estructura esté clara.

El título debe explicar de qué trata el artículo.

Nos aseguraremos de que el título sea claro. …

Comprobaremos que el resumen sea un párrafo que contenga:

  • •la pregunta de investigación
  • •una explicación de cómo se responde esta pregunta
  • •los principales hallazgos. …

Editaremos la introducción para que tenga un párrafo para cada una de las siguientes partes:

  • •la motivación para la investigación
  • •qué hace el artículo (este párrafo suele comenzar con “En este artículo…”)
  • •resultados
  • •la literatura relacionada (a menos que haya una sección de literatura separada)
  • •contribución a la literatura.

Evite los párrafos de la hoja de ruta

Una buena estructura y títulos de secciones informativos funcionarán en la mayoría de los casos…

Señalización para el lector

Nos aseguraremos de que la información fluya bien y sea clara para el lector.

Eliminar frases de hoja de ruta utilizadas para conectar párrafos

Asegúrese de que los párrafos estén enfocados y solo analice una idea. Por ejemplo, tenga párrafos separados para describir los resultados y discutir la literatura relacionada. …

El secreto para un estilo claro y legible está en las primeras cinco o seis palabras de cada oración. Al comienzo de cada oración, ubique al lector en un territorio familiar. La escritura debe tener un flujo lógico claro que sea fácil de seguir para el lector; no enmarque la información de una manera que rompa el flujo. …

Encuentra el actor de la oración y las acciones que realiza. Si los actores no son los sujetos y las acciones no son los verbos, revisaremos para que lo sean.

Mantén una corta distancia entre los sustantivos y el verbo que los acompaña…

Utilice palabras sencillas y familiares

Utilice «usar» en lugar de «utilizar». Utilice «personas» en lugar de «individuos».

Eliminar palabras o cláusulas innecesarias…

Por ejemplo, en «Somos los primeros en introducir un método novedoso», no es necesario mencionar «primero» y «novedoso».

En Sección 2nosotros explicamos al lector cómo se estiman nuestros resultados.

Muchas cláusulas introductorias que terminan con “eso” pueden eliminarse. Todo lo anterior al «eso» debe eliminarse de una oración.

Suele ocurrir que la mayoría de los buenos escritores encuentran que

se debe notar que Escribir es un arte y una ciencia. …

Evite abreviaturas y acrónimos

Úselos sólo si ayudan al lector y elija los que suenen bien. La OCDE está bien, pero usa Facebook en lugar de FB. Escribe Nueva Zelanda, no Nueva Zelanda. …

Eliminaremos cualquier declaración de cobertura que parezca innecesaria. Los escritores no necesitan decir siempre «todo lo demás es igual», «justamente», «yo diría». Sin embargo, a veces es necesario matizar las afirmaciones para evitar que la gente se equivoque.

Evita desnudar esto o aquello al principio de la frase.

Agregaremos más información cuando sea necesario, como «esta regresión muestra» en lugar de «esto muestra». …

Agregaremos información a los títulos de las secciones y los mantendremos breves y concisos. Por ejemplo, «El mercado crediticio de Nueva Zelanda» es mejor que «Antecedentes». …

Utilice títulos que se expliquen por sí solos en tablas y figuras.

“El efecto del género de los pares en los resultados educativos” es mejor que “Resultados principales”.

La mayoría de estos cambios ya se tratan en detalle en las secciones anteriores.

  • •Solucionar problemas con oraciones largas (con StyleWriter)
  • •Solucionar problemas con la voz pasiva (con StyleWriter)
  • •Solucionar problemas con nominalizaciones (con StyleWriter)
  • • Desenredar cadenas de sustantivos
  • •Eliminar palabras y cláusulas innecesarias
  • •Utilice más pronombres personales (como “nosotros” y “nuestro”) cuando sea posible

Muchos de estos consejos, junto con los comentarios sobre fuentes, espacios y formatos apropiados, pueden parecer obvios. Entonces, ¿por qué no dedicar unas horas extra a hacerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *