La Corte Suprema pide al Departamento de Justicia que intervenga en las demandas por cambio climático

La Corte Suprema pidió el lunes al Departamento de Justicia que opine sobre si las demandas sobre cambio climático presentadas por California y otras dos docenas de ciudades y estados deberían bloquearse.

La cuestión es si las emisiones de gases de efecto invernadero son un asunto controlado únicamente por la ley federal o si los estados pueden desempeñar un papel.

Las industrias del petróleo y el gas habían instado al tribunal superior a abordar el tema ahora y dictaminar que la ley federal se adelanta o anula las demandas estatales que buscan daños y perjuicios por el impacto de un clima más cálido.

El breve pedido del lunes solicita a la procuradora general Elizabeth Prelogar que presente un escrito “expresando las opiniones de los Estados Unidos” en las dos apelaciones pendientes, Sunoco vs. Honolulu y Shell vs. Honolulu.

El anuncio indica que pasarán al menos varios meses antes de que el tribunal decida si se hace cargo de la disputa entre los productores de petróleo y gas y los estados azules que los demandan.

Mientras tanto, sin embargo, los abogados estatales y municipales desde Massachusetts hasta Hawaii pueden continuar con sus reclamaciones. Están buscando juicios con jurado para demostrar que las compañías energéticas conocían desde hacía décadas los peligros de quemar combustibles fósiles y, en cambio, intentaron restar importancia a los riesgos del calentamiento del planeta.

El año pasado, el gobernador Gavin Newsom y el abogado. El general Rob Bonta dijo que el estado estaba demandando a las cinco mayores compañías de petróleo y gas (Exxon Mobil, Shell, Chevron, ConocoPhillips y BP) y al Instituto Americano del Petróleo por lo que describieron como una “campaña de engaño de décadas” que creó el clima. -daños relacionados en California. La demanda fue presentada ante el tribunal superior de San Francisco.

La orden del lunes señaló que el juez Samuel A. Alito Jr. no participó en la consideración de estas apelaciones por parte del tribunal, presumiblemente porque posee acciones en una o más de las 15 empresas que presentaron las apelaciones.

A diferencia de los otros jueces, Alito ha seguido manteniendo una gran cartera de acciones individuales que pueden requerir que deje de decidir un caso que involucra a una de esas compañías. Sin embargo, si el tribunal se hiciera cargo del caso sobre el cambio climático el próximo año, podría vender las acciones afectadas y luego participar en la decisión.

Por otra parte, Alito ha estado bajo presión para dejar de pronunciarse en el caso pendiente que involucra al expresidente Trump y la afirmación de Trump de que debería ser inmune a la acusación penal que alega que conspiró para revertir su derrota en las elecciones de 2020.

Alito dijo que no se haría a un lado. Reconoció que su esposa había izado banderas afuera de dos de sus casas en una manera ampliamente percibida como de apoyo a los insurrectos del 6 de enero. Pero dijo que no tuvo nada que ver con su decisión y eso no le impidió decidir imparcialmente en el caso pendiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *